big
En Caracolas de Plata

Cada perla que salta
de aquella mansedumbre
es un mundo de retornos
a pesares pretéritos
y a futuros de espuma.

Mis esperanzas junto a ti,
remontan las olas
en caracolas de plata.

Cabalgan sobre al lomo de los destellos,
de un sol en agonía,
de uno de aquellos felices días
del fin del mundo.

Superficie sembrada de brillantes y esmeraldas,
espejo infinito de los vagos de la noche,
será mi ropaje viajero
después de haber sido regalado
con el último suspiro de este agónico día.

Soy pasajero
que viaja hacia tus entrañas.

Soy Neptuno
que se revuelca en su elemento.

Soy viajero
que ha habitado en muchos mares;
de playas familiares todas
de playas efímeras todas.

Las caracolas son mi abrigo
y tu serás mi eterna compañía.

 

Para tí, Niña de Abril

Dueña de mis deseos de piel.
Labios de rosa en primavera,
sonrisa de abedul;
alimento de mis días inciertos

Fresca y lozana
aroma de la flor del baile.
Anidada en el estío de mi alma,
tu voz revolotea el manantial
de mis pensamientos
como suave murmullo.

Me gusta
sentir su aroma,
leer tus pensamientos.

Me gusta
la sed de locuras
que provocas en mí.

Me gusta
el torbellino de fantasías
en que cae mi alma,
cuando furtivamente me miras.
En fin me gustas...!

A pesar de la angustia
de tenerte tan cerca
pero tan lejos...

Con la lluvia
viajan mis nostalgias,
botones de rosa en carmesí,
jardín inexplorado.

El viento me trae
el recuerdo de tu mirada
y tu sonrisa vuela con él.

big
s