big
Mientras Tanto Yo Aquí

Pensado en la filosofía de tu sensualidad
Pensando que tu piel canela es un bello poema
cantado en clave de mujer,
una bella y larga caricia.
Un río de sorpresas que se pierde en el tiempo y en la distancia.
Como un eterno trago de vino tinto.
Que se degusta con la paciencia de los samanes milenarios...
muy despacito para que nunca termine.
Recorro con mi boca muy suavemente tu espalda
y siento que las espigas del trigal de tu espalda se yerguen
y las montañas de tus caderas se fruncen...
y tu pelvis se contrae
y falta la respiración
y tus ojos se desgranan en gotas de sensualidad
y entonces sobre viene un largo y hondo suspiro
que anuncia que la copa se llenó
que el mar de los sargazos reventó la playa
y que la inundación es inminente
Y al final de los comienzos,
cascadas de besos
y cuerpos apretados
y pezones erguidos
y fue...

 

 

 

Todo lo Tienes

Botón de rosa que abrirá en primavera.
La suprema ternura, tus ojos insinúan...
a veces.
La coquetería traviesa de los gatos...
a veces.
La nostalgia de las garzas al atardecer...
a veces.

Tus labios son el manantial
donde nadan mis fantasías
anhelando el primer beso.

Carmín,
botones de alelí al asecho

Tu piel,
partitura en blanco
que esconde la música
del amor incierto,
de las caricias en peligro de perderse.

Eternamente blanca
como las miradas infantiles;
regazo donde duermen
mis fantasías al anochecer.

Tu voz,
música de roció mañanero;
caricia y delicadeza de colibrí;
ruta de amores contrariados;
arena bañada por el mar.

big
s