Cuentos Eróticos


Miel

En el momento en que entonaba el dominus tecum… del Ave María de Franz Schubert, sintió que una enorme catarata se abría paso a empellones entre sus piernas. En pleno éxtasis musical había obtenido un fenomenal orgasmo... Leer más

Romances del Displacer

Era su canto diario, tan pronto como aparecía Renard para perturbarle el necesario descanso:
“Estas ahí plantado, ridículamente plantado,estorbando mi camino.
Bien quisieras compartirme, poseerme.
Pero no eres más que eso que estorba mi camino”...
Leer más

Libélula

Absorta y completamente embelesada, miraba fijamente esos grandes artilugios que la Naturaleza había construido con un fin alimenticio y que la vendedora de la galería le ofrecía, a mil, a mil la pila, pero que ella, en medio del cúmulo de insatisfacciones y de ansiedades por las que atravesaba en ese momento, acariciaba la idea de llevarlos a casa, como parte del mercado, pero para otro fin mucho más placentero que el de simplemente meterlos en trozos a la boca para masticarlos en medio de la ensalada... Leer más

 

 

 

 

 

 

 

 

pic