Fernelly
Un Domínguez

DE LA POESÍA Y DE LA MILITANCIA

Este caleño también nació en otra parte. En Buga, la que por alguna razón misteriosa la llaman “la ciudad señora” empezó su militancia en la vida, en 1952.

Luego, en las huestes de los “hermanos de la salle”, quiso
ser cura. Se arrepintió y se integró afortunadamente a la militancia del colegio académico de Buga donde conoció el movimiento estudiantil de los años sesenta, a Ernest Mendel; la figura legendaria de El Che y el heroísmo del cura Camilo Torres Restrepo.

Así mismo, escuchaba atentamente a Paco Rengifo,
otro bugueño un poco mayor que él.

Allí en la “ciudad señora” también militó en el boogaloo, ese endemoniado ritmo antecesor de la “salsa”. En el Club del Río y en el Grill Tequendama, los Domingos de Domínguez enloquecía sus zapatos blancos con el “ayayai Micaela se botó”… Era el año de 1966. Pero, aún hoy, en las Fiestas de Cooprusaca, con carmenza atrae todas las miradas cuando “castiga la baldosa”.

Luego militó en la “Ciudad de las palmas” donde fue Presidente del Concejo Municipal en la coyuntura de la Reforma Constitucional de Colombia, la de 1991. Allí, vestido con camiseta democrática, Impulsó muchas tareas que aún se recuerdan con aprecio.

Fernelly ha militado desde siempre en la docencia. Profesor de Bioquímica durante más de veinte años. Luego, profesor universitario con formación como historiador y sociólogo especializado en la Universidad del Valle y, desde 1996, profesor militante de la vida santiaguina donde ha sido, además, miembro de los parlamentos que dirigen esta institución.

Ahora se dispone a ser militante de un Doctorado en Comunicación en la ciudad de La Habana. Allí, con seguridad, tendrá tantos éxitos como Perucho, ese otro santiaguino que nos enaltece.

Fernelly es un Domínguez de la investigación. Inició esta práctica y la promovió en la Escuela Nacional del Deporte donde fue Director de Investigaciones y donde mostró que hoy es imposible esta práctica sin la fundamentación en la Ciencia.

Siguió militando en el partido de la Investigación y la Ciencia fomentando esa extraordinaria experiencia de los Semilleros de Investigación y la Redcolsi de la que fue su coordinador nacional y la que concentró en la Santiago un congreso con más de dos mil quinientos jóvenes de todo el País. Varios de los grupos de investigación, hoy orientados diligentemente por Jairo Campaz, desde la DGI se originaron en esa importante labor de Fernelly.

Domínguez es un militante de la poesía y del amor. Es Cuestión de Piel, bello poemario publicado en el 2002. El amor es cuestión de piel: Te vi un instante, Mujer cobre, Águila emplumada, Todo lo tienes…

"Hojas Suletas N° 3
por Lizardo Carvajal".

 

Deja tu Comentario

Cuestión de Piel es posibilidad de escuchar en colores, de evocar los sonidos de los recuerdos, de embriagarse con cocteles de caricias a ritmo de saxo como antesala para el ingreso al mundo académico. Eso es, Cuestión de piel, una insinuación para cargar a la ciencia con un primoroso toque de erotismo. Ciencia con sensualidad y piel.

Es una propuesta para que dialoguemos desde todos los ámbitos de nuestra humanidad.
Si desea más información escribenos.